Gestión de las adicciones

Gestión de las adicciones. Existen clínicas que están especializadas en el tratamiento de adicciones (alcohol, drogas, nuevos tipos de adicción relacionados con el uso de internet, así como las llamadas adicciones conductuales.

Gestión de las adicciones

¿Qué son las adicciones? Gestión de las adicciones

Las adicciones son patologías cerebrales definidas por la dependencia de una sustancia o actividad, con importantes consecuencias en el estado de salud.

La adicción es una afección cerebral crónica y recidivante que se caracteriza por la búsqueda y el consumo compulsivo de drogas, a pesar de conocer sus consecuencias perjudiciales.

Las adicciones más comunes son el tabaco (nicotina) y el alcohol. Las siguientes adicciones más comunes son el cannabis, seguido de los opiáceos (heroína, morfina), la cocaína, las anfetaminas y las drogas sintéticas.

También hay adicciones relacionadas con actividades (no con sustancias), como el juego, los videojuegos, el sexo o las compras compulsivas. El diagnóstico de la adicción se basa en criterios bien definidos, establecidos por organismos internacionales de salud mental y recogidos en un manual, el Diagnostic and Statistical manual of Mental disorders (DSM), cuya quinta edición data de 2013.

Estos criterios incluyen la pérdida de autocontrol, la interferencia con las actividades escolares o laborales, o el consumo continuado a pesar de ser conscientes de los problemas que causa.

Se considera que una persona sufre una adicción cuando presenta o ha presentado, durante los últimos 12 meses, al menos dos de los once criterios siguientes:

  • Una necesidad imperiosa e irreprimible de consumir la sustancia o de apostar (craving)
  • Pérdida de control sobre la cantidad y el momento del consumo de sustancias o del juego
  • Mucho tiempo dedicado a la búsqueda de sustancias o al juego
  • Aumento de la tolerancia a la sustancia adictiva
  • Presencia de un síndrome de abstinencia, es decir, el conjunto de síntomas provocados por el cese repentino del consumo de sustancias o del juego
  • Incapacidad para cumplir con las obligaciones importantes
  • Utilización incluso cuando hay riesgo físico
  • Problemas personales o sociales
  • Deseo persistente o esfuerzos por reducir las dosis o la actividad
  • Reducción de la actividad en favor del uso o del juego
  • Uso continuado a pesar de los daños físicos o psicológicos

Adicciones comportamentales:

Hoy en día, hay una decena de adicciones comportamentales, entre ellas

  • Trastornos alimentarios (o BAD)
  • Bulimia
  • Trastornos alimentarios atípicos
  • Dependencia emocional y codependencia…

Las cuatro características principales de las adicciones comportamentales son

  • La incapacidad de resistir el impulso de realizar la conducta,
  • La tensión, que aumenta antes de iniciar el comportamiento,
  • Placer o alivio en el momento de la acción,
  • Pérdida de control sobre el comportamiento.

Se pueden añadir nueve criterios secundarios:

  • Preocupación frecuente por el comportamiento o la actividad que lo prepara,
  • Esfuerzos repetidos para reducir o detener,
  • Tiempo considerable dedicado a la realización de la conducta,
  • Reducción de las actividades sociales, profesionales y familiares como consecuencia del comportamiento,
  • La adopción de un comportamiento que impide el cumplimiento de las obligaciones sociales, familiares o laborales,
  • Continuación a pesar del conocimiento del daño asociado,
  • Tolerancia marcada,
  • Agitación o irritabilidad si es imposible llevar a cabo la conducta.

Algunas definiciones

Dependencia:

Se define como el aumento de la tolerancia, el consumo compulsivo, la pérdida de control y el consumo continuado a pesar de los problemas físicos y psicológicos causados o agravados por la sustancia.

Abuso de sustancias:

Se define como el abuso de una droga o alcohol, que provoca consecuencias indeseables, recurrentes y significativas. Es un patrón de uso en situaciones peligrosas que lleva al individuo a descuidar sus obligaciones sociales, etc.

Sobre la depresión

En ocasiones se confunde el síndrome de abstinencia con la depresión, pero la depresión es una enfermedad psiquiátrica común que afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo. La depresión afecta a 2,5 millones de franceses cada año. Se calcula que alrededor del 20% de las personas tendrán al menos un episodio depresivo en su vida. Según la OMS, la depresión es la principal causa de discapacidad en el mundo. Esta discapacidad contribuye en gran medida a la carga mundial de la enfermedad, que, al igual que otras enfermedades mentales, va en aumento.

Según la OMS, se prevé que en 2020 la depresión sea la primera causa de morbilidad en las mujeres y la segunda en los hombres (después de las enfermedades cardiovasculares)

La depresión se diagnostica sobre la base de varios síntomas. Según el número y la gravedad de los síntomas, puede considerarse leve, moderada o grave. Dependiendo de la gravedad, conduce a una incapacidad profesional de la persona deprimida.

Síntomas de la depresión :

  • Tristeza casi constante, a veces con llanto
    • Pérdida de interés y placer en actividades normalmente agradables
    • Sentimientos de inutilidad y culpabilidad
    • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio
    • Ralentización psicomotriz
    • Fatiga o pérdida de energía
    • Pérdida de apetito
    • Trastornos del sueño
    • Dificultad para concentrarse y recordar cosas

Múltiples causas

Las causas de la depresión varían y no todas las depresiones son iguales. Por el contrario, el diagnóstico puede ocultar una amplia gama de síntomas físicos y psicológicos, así como el origen y el curso de la enfermedad.

Los hallazgos neurobiológicos pueden ayudar a definir los distintos grupos de pacientes y allanar el camino hacia la medicina personalizada. La medicina personalizada significa que la personalidad y las características físicas de un individuo se utilizan para optimizar el tratamiento, que puede adaptarse al paciente.

Vídeo Gestión de las adicciones

Vídeo Gestión de las adicciones, del canal:

IMQ Prevención