Nuevas adicciones

Las Adicciones modernas o nuevas adicciones

Nuevas adicciones

Nuevas adicciones, desde hace algunos años, asistimos y luchamos contra la aparición de nuevas formas de adicciones comportamentales: los videojuegos, el sexo, las compras, Internet, los teléfonos móviles, etc.

Aunque los mecanismos de adicción son todos los mismos, estos nuevos comportamientos adictivos son más destructivos para el psiquismo y afectan a personas con vulnerabilidad psicológica. La pérdida de control siempre está presente en cada forma de adicción.

¿Qué son estas nuevas adicciones? ¿Tienen causas específicas? ¿Se pueden prevenir y tratar? Hagamos un balance del tema.

Nuevas adicciones: adicciones conductuales…

Las adicciones al tabaco, al alcohol o a las drogas siguen siendo formas muy comunes de adicción. Probablemente no nos lo esperábamos, pero Internet, el sexo, el trabajo y el deporte se han convertido en fuentes de adicción… adicciones conductuales.

¿Cómo salir de las Nuevas adicciones?

Por lo general, el comportamiento adictivo no es reconocido por la persona afectada; los signos de adicción son detectados por familiares o amigos cercanos.

A diferencia de las adicciones a las drogas, al alcohol o al tabaco, las adicciones comportamentales son más difíciles de tratar; la conducta adictiva está vinculada al entorno cotidiano (teléfono móvil, internet, trabajo…). El tratamiento se basa esencialmente en la atención psicológica: la toma de control, la gestión de las emociones y el manejo de la propia conducta son la base del cambio de comportamiento. Véase también Tratamiento de la adicción

¿Cuáles son las nuevas adicciones?

Las nuevas adicciones son, en general, adicciones conductuales vinculadas a nuestras actividades cotidianas.

Se trata principalmente de adicciones al juego, a Internet, al sexo, al trabajo, al deporte y a las compras. Véase también Adicciones comportamentales

Comportamiento adictivo…

Un adicto está «obsesionado» y se dedica totalmente a su actividad, que se convierte en su único objetivo en la vida. La adicción se establece cuando la persona comienza a mentir o a realizar su actividad sin el conocimiento de sus allegados o de su familia. Se aísla cada vez más y se encierra en su actividad.

¿Cómo se desarrolla la adicción? – Nuevas adicciones

Cuando una situación da placer, el cerebro produce una hormona del placer y el bienestar: la dopamina.

Esta sensación de placer y bienestar es demandada constantemente por el cuerpo y el cerebro, lo que lleva al sujeto a repetir la conducta que es fuente de esta sensación de bienestar. Pero cuando la necesidad de este sentimiento se convierte en el centro del interés del sujeto y perturba el curso de la vida cotidiana, hablamos de una adicción.

Cualquiera puede desarrollar una conducta adictiva. Sin embargo, algunas personas son más vulnerables y corren más riesgo: personas que sufren depresión o estrés crónico, personas con problemas de pareja o con pérdida de confianza en sí mismas.

Ciberadicción – Nuevas adicciones

El uso de Internet y las nuevas tecnologías puede crear adicción y provocar problemas psicológicos y sociales a los consumidores. La ciberadicción es una forma de adicción recientemente reconocida que afecta a una gran parte de la población mundial. Echemos un vistazo.

¿Qué es la ciberadicción? – Nuevas adicciones

La ciberadicción es un uso patológico de Internet, de las nuevas tecnologías y de diversos medios de comunicación.

El uso de Internet es cada vez más importante en la vida del sujeto y le aporta alivio y sensación de seguridad. Si no hay conexión, o si el tiempo de navegación disminuye, el sujeto se estresa y se irrita.

Este comportamiento suele provocar conflictos en el lugar de trabajo y en el entorno familiar, quedando el individuo totalmente aislado del mundo real y con dificultades para socializar. El individuo también suele tener dificultades para detener el comportamiento; las recaídas son comunes.

¿Cuáles son los signos de la ciberadicción?

La ciberadicción se manifiesta principalmente por síntomas psicológicos; los signos físicos son más bien las consecuencias de la luz, las posturas y el comportamiento en el cuerpo.

  • Consecuencias físicas
  • Sensación de bienestar y placer, incluso de euforia al navegar por Internet
  • Obsesión por el uso de Internet en la vida cotidiana, que requiere mucho tiempo
  • Signos de ansiedad, depresión y angustia cuando no está conectado
  • Dificultad para detener o reducir el ritmo de uso de Internet
  • Disminución del tiempo para otras actividades, familia, trabajo y ocio
  • Gasto excesivo en conexión y navegación, descargas, etc.

Alteraciones visuales

Alteraciones visuales relacionadas con la luz de la pantalla; los ojos secos son los más comunes, debido a un parpadeo insuficiente.

  • Dolor de espalda debido a una mala postura
  • Dolores de cabeza o migrañas
  • Falta de sueño
  • Trastornos alimentarios (con comidas irregulares y descuidadas)
  • Falta de higiene personal
  • Formas de adicción a Internet…

La adicción a Internet está en el origen de otros tipos de adicción. El internauta adicto suele permanecer en el mismo sitio; los más visitados son los sitios de redes sociales, los de juegos, los pornográficos o los de citas.

Adicción al sexo en línea – Nuevas adicciones

Esta forma de ciberadicción es reciente; se llama cibersexo o ciberpornografía.

El interés del internauta se centra esencialmente en la búsqueda de parejas sexuales en línea, la descarga de películas o fotos pornográficas, la realización de actividades sexuales en línea o la masturbación durante las conversaciones en línea…

Juegos en línea – Nuevas adicciones

Los juegos en línea son una nueva forma de adicción hoy en día, y también están empezando a afectar a los adultos. Los adictos se pasan todo el tiempo jugando a estos juegos, que suelen ser la causa de trastornos del sueño, problemas de concentración y un inevitable aislamiento social.

Ciberrelaciones

Las ciberrelaciones son también una práctica recién descubierta, con la llegada de Internet y la navegación habitual por sitios de citas y redes sociales. El internauta se olvida de su vida real y sacrifica por completo sus relaciones sociales y familiares.

Ciberacoso

La cibercaza es una adicción a la búsqueda de grandes cantidades de información en Internet; este tipo de adicción tiene un mayor impacto en los resultados profesionales y académicos y puede ser una fuente de estrés y agotamiento intelectual y físico.

¿Cómo prevenir las Nuevas adicciones?

La prevención se dirige principalmente a los adolescentes y a los jóvenes de hoy en día porque Internet es omnipresente para ellos. Así, la educación y la información de los jóvenes es la base de la prevención:

– Informe a sus hijos adolescentes sobre las posibles consecuencias de enviar mensajes de texto, publicar selfies o vídeos… enséñeles a ser discretos y a dar importancia a su privacidad

– Comuníquese con sus jóvenes; manténgase en contacto con ellos y siga su uso de Internet (sitios, juegos, mensajería instantánea, etc.) sin vigilarlos sino acompañándolos

– Informarse sobre las nuevas tecnologías, sobre los principios de uso, sobre la existencia y el uso de sitios de juegos y redes sociales

– Limitar el tiempo que pasan en línea y diversificar sus actividades para que no pasen demasiado tiempo frente al ordenador; dar prioridad a las salidas con la familia o los amigos y a las actividades deportivas.

Rituales de belleza: ¿una nueva forma de adicción para las mujeres?

Rituales de belleza como el secado con secador, la manicura, la peluquería y los tratamientos de belleza podrían ser adictivos, según la psicóloga estadounidense Vivian Diller, en una entrevista con el Huffington Post.

Muchas mujeres se han vuelto adictas a estos rituales de belleza. Las conclusiones del psicólogo serían válidas cuando una paciente cancela su cita para una consulta alegando que no podría faltar a la cita con su peluquero para hacerse un secado.

Las actividades de bienestar, al dar placer, pueden convertirse en un hábito y conducir a la adicción. Según la explicación del psicólogo, «el funcionamiento del cerebro es sencillo, lógico y universal…

Nuestro cerebro segrega dopamina, la molécula del placer, cuando hacemos algo agradable. Le cogemos el gusto, queremos más, y cuando nos vemos privados de él, podemos encontrarnos rápidamente en un estado de ansiedad.

Es la falta…». Por tanto, las explicaciones de la psicóloga son claras en cuanto a la forma en que se desarrolla la adicción, lo que, en su opinión, justifica el impacto de estas prácticas habituales en el comportamiento. Sin embargo, para el psicólogo, el tratamiento es menos específico: «no hace falta decir que no, sólo decir que sí un poco menos a menudo».

Vídeo sobre las Nuevas adicciones

Vídeo sobre las Nuevas adicciones, del canal:

LOGICORTEX Neuropsicología